La magia de la noche en Cocoliso Resort Cartagena

Estoy en la Laguna Encantada. La brisa, el sonido, el color de la laguna y el sol cayendo, han hecho que me inspire a escribir y agradecer. Disfrutar de un lugar tan bello y lleno de paz te llevan a orar, agradeciendo que es lo mejor de la vida. El agua es tan cálida que no quieres salir nunca, así que luego de vivir mi experiencia en la Laguna Encantada me sentí muy tranquilo y relajado. Salí a tomar una siesta.

Descanse un poco en mi habitación después de los momentos que me regaló este día tan bonito en uno de los hoteles más privilegiados de las Islas del Rosario, pero aún no termina mi experiencia. En la noche todo es aún más tranquilo, la luna aporta su elegancia y luz para eliminar la oscuridad de puntos muertos en el hotel. Debo confesar que de noche COCOLISO tiene poca iluminación, pero al mismo tiempo, destacó la tranquilidad y privacidad que he sentido. Las personas que estaban alojadas eran unas cuantas parejas y familias, eso es un privilegio en este tipo de hoteles exclusivos ya que a diferencia de otras islas que he tenido la oportunidad de conocer, frecuentan muchos visitantes de todo el mundo todo y esto en la mayoría de los casos resulta incómodo.

Un lugar con amplios espacios y naturales para descansar. Gracias Cocoliso Los visito de Ecuador. #escritoporclientes